Aquí planeta Tierra ¡¡¡LLAMANDO!!!

Por favor, ¡¡responda!!

Llegó el día mundial del Medio Ambiente y todos nos volvemos buenos, o eso pensamos. Mira que llevamos años escuchando noticias sobre esta temática, pues todavía muchas personas se quedan en la superficie.

¿Qué haces tú por el medio ambiente? Y muchos respondemos: ¡Pues yo reciclo! Cuando en verdad deberíamos decir: Pues yo separo basuras. ¿Y eso es todo?

En TiTANA, llevamos en el ADN nuestro compromiso con el medio ambiente, porque el planeta Tierra nos está llamando a gritos para que actuemos responsablemente. Compartimos algunos tips y os animamos a practicar nuevos hábitos y comportamientos:

#Eliminar #Reutilizar #Reducir

  • ELIMINAR. Necesitamos aire fuera, pero también dentro de casa. Sin embargo, somos máquinas de acumular cosas. Qué trabajito nos cuesta decir adiós a la colcha que te regaló tu tía abuela y que lleva 5 años dentro del armario, la jarra cascada souvenir del viaje de fin de curso (¿de COU?), la colección de abanicos, CD, revistas… No estamos diciendo que haya que tirarlo todo, tan sólo que pienses el apego emocional que tenemos a lo material y qué tanto nos ata. Desde aquí estamos escuchando: “ni si te ocurra abrir este armario”. La primera batida es dolorosa pero os aseguramos que también sanadora.

>>> Pilla una bolsa, da un paseo por tu casa y llénala de cosas. Luego tú decides si el contenido es para regalar, reciclar o, de verdad, tirar.

 

  • REUTILIZAR. Para los y las que eliminar es un “antes muerta que sencilla”, está la opción de reutilizar. Convierte la colcha en un cojín vintage, planta un cactus en la jarrita, haz un mural con los CD… ¡¡¡Imaginación al poder!!!

>>> Venga, ponle título a un proyectito artístico casero.

 

  • REDUCIR. ¿Realmente necesitas tanta ropa? ¿Tantos libros? Incluso, ¿tanta comida? La próxima vez que “tires” una camiseta “vieja” (de lo poco usado ni hablamos y lo etiquetado no tiene nombre), piensa si realmente tienes que comprar otra, si puedes pasar sin reponerla. Antes de comprar un libro, pregunta si está disponible entre tu círculo de amigos y amigas o la biblioteca. No es necesario ni comprar tanta comida ni siquiera comer tanto. Reduce por todos lados: ropa, libros, comida, energía, aparatos electrónicos, ruido… ¡¡¡plásticos!!!

>>> Haz una lista de acciones para reducir. Es increíble cómo crecen las líneas.

#Compartir #Invertir #Reciclar

  • COMPARTIR. Este es tu cuarto, este es su móvil, este es mi coche…. ¿Dónde está el nuestro? La gente adulta podemos dormir de dos en dos y… ¿los niños, no? ¡Ah! Es que necesitan cada uno su espacio… y lo confundimos con su habitación. El individualismo imperante nos aleja del nosotros, del mundo colectivo. Compartir es difícil, supone un esfuerzo porque implica colaboración, organización, respeto y aceptación. ¡Uf! ¿Te has planteado compartir tu vehículo? Por aquí lo practicamos y ¡¡¡funciona!!!

>>> Elige algo para compartir que suponga un reto en tu día a día y busca el partner adecuado. Merece la pena.

 

  • INVERTIR. ¿A qué estás esperando para cambiar las ventanas de casa? ¿Y ese aparato acondicionado del siglo pasado (literalmente)? ¿Y la ropa orgánica? ¿La cesta ecológica? Nos cuesta trabajo reconocer que hay que invertir en mejoras o en selección de productos que tienen precios más altos pero que, a la larga, aportan mejores rendimientos en consumo energético, que respetan el proceso de elaboración con ritmos naturales o que usan materias primas orgánicas, recicladas, reciclables. Hay que elegir bien hoy para vivir mejor mañana.

>>> Selecciona tu próxima inversión y justifica los efectos positivos, a ser posible buscando los puntos de mejora sociales y medio ambientales.

 

  • RECICLAR. Por último, lo que siempre ponemos lo primero: reciclar. Si has eliminado, reducido, reutilizado, compartido e invertido, tu gestión de residuos se verá alterada hacia la baja. Tendrás menos basura y mayor conciencia.

>>> Si todavía no tienes el cubo del vidrio, del papel, del plástico, del orgánico, los aceites, las pilas, los aparatos electrónicos, los muebles viejos… ¿a qué estás esperando?

AQUÍ PLANETA TIERRA. Por favor, ACTÚE.

Share this post

Comments (6)

  • Me encanta Titana, pero te ha faltado recordarnos que cuando hay que comprar finalmente algo, no hay porqué hacerlo de primera mano. Cada vez hay más opciones en compra venta de segunda mano y puedes comprar y vender literalmente de todo. Desde un traje de flamenca a un coche pasando por lotes de ropa infantil completos. Así reutilizamos y generamos menos residuos. Es genial
    Nosotros hemos puesto en práctica de modo “intensivo” todo lo que mencionas en tu artículo con nuestra última mudanza … Y tienes razón ¡Qué bien sienta!

    Ro
    Responder
    • Totalmente!!! Gracias por el apunte. 🙂 🙂 🙂

      Responder
      • Qué razón tienes, maja.

        Javi Brasileño
        Responder
  • Creo que lo más importante es reducir en envasado y no tenerle tanto apego a los bienes materiales y muy importante, si necesitas algo adquiere ese medio material para ese fin y no para otros que nunca vas a realizar. Oído cocina, gracias Titana.

    Julio
    Responder
    • Has dado en el clavo!!! El apego emocional es lo que nos impide desprendernos de las cosas. Nos pasa lo mismo con las personas (menos mal), jajaja. Abrazo, montañero 🙂

      Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Start typing and press Enter to search

Shopping Cart

No hay productos en el carrito.